De su etapa como senador en Ni muerte ni derrota de César Di Candia, sus compañeros  recuerdan:

Nelson Alonso

Aquellos fueron años durísimos, permanentemente al borde de la crisis institucional, con enfrentamientos personales graves. Poco a poco se fue abriendo el abismo irreversible entre el Partido Colorado y nosotros. Tuve ocasión de apreciar, sentado a su lado en las jornadas casi diarias de la Asamblea General, el valor inconmensurable de Michelini como legislador. La Asamblea fue citada ciento cuarenta veces, para levantar las Medidas Prontas de Seguridad. Íbamos siempre los mismos y a los efectos de hacer el compelimiento a los ausentes, aprovechábamos y la utilizábamos como tribuna pública.


Héctor Rodríguez

Habría muchas cosas que contar sobre la actuación de Zelmar en esos meses previos al golpe. Los riesgos que corrió por su solidaridad con los perseguidos políticos, la calidad de sus denuncias en el Parlamento exponiendo cómo en plena democracia se torturaba a la gente.
No podría dejar de recordar su discurso parlamentario en defensa de Erro que fue sin duda la más brillante demolición de las acusaciones que la Justicia Militar había hecho llegar al Senado.

Carlos González

 

Los cinco secretarios de Zelmar en el Senado fuimos Macció, Dalton Spinelli, Coitiño, don Mario (Guarch) y yo. Lo acompañamos después cuando fue al ministerio en el ´67, Macció, Cartolano y yo. Pero con el tiempo ninguno fue solamente su secretario: nos convertimos en sus íntimos amigos. Era un hombre sencillo, muy humano muy tolerante y con una increíble capacidad de ternura. Puedo dar fe de que en el trato personal tanto en sus períodos como legislador como al ejercer el ministerio, siempre ayudó a todo el que se acercó con problemas sin preguntarle como pensaba. A veces esa actitud no era comprendida por sus propios correligionarios, que le reprochaban su liberalidad  para ayudar al adversario. Esas cosas lo molestaban muchísimo y las pocas veces que lo vi enojado fue como consecuencia de observaciones parecidas ´los hombres tienen razón o no la tienen- decía- no hay que investigar ninguna otra cosa¨